Semanal 191: Acid Ghost

Acid Ghost - Vacation IIHasta hace dos días, no había escuchado nada de Acid Ghost y estuve a punto de extender esa racha indefinidamente. Los tags “dreampop” y “shoegaze” en su bandcamp hicieron que mi dedo titubeara durante unos segundos antes de darle click a sus albums. Y es que desde esas primeras bandas que crearon el shoegaze, la etiqueta nos trajo una infinidad de discos de gente que se limita a reproducir -salvo ejemplos como Crocodiles- el tono y el humor del estilo sin usarlo para crear nuevos paisajes o canciones (poesía o texto creador de sentido). Algo parecido me pasa con el Dreampop. Pero un par de album covers y títulos como I want to hide my face & die terminaron de convencer a mi dedo índice y terminé descubriendo la banda de sonido de mi Enero 2017, ideal para tardenoches sofocantes y lluvias de verano con ráfagas.

No tantos años atrás, descubrir los temas de un chico de 22 años de San Francisco era virtualmente imposible, salvo que uno viviese cerca y, además, estuviese en-la-movida correcta. Un poco más acá, internet nos tiró toda la estantería en la cabeza para que podamos bucear a nuestras anchas. Pero hoy los algoritmos se degluten entera esa estantería y nos la devuelven digerida y reorganizada según nuestros propios gustos plasmados en nuestros datos de navegación y descubrir algo nuevo se hizo difícil otra vez. Nos ofrecen tanto -y todo con el mismo tono y matiz- que es imposible leer, likear y escucharlo todo y nuestro dedo empieza a dudar. Esta preselección es más sofisticada y personalizada que la que hacían las 5 o 6 radios mainstream en la era discográfica pre internet, pero no deja de ser una preselección. Hay que andar evadiendo las sugerencias y saltándolas como en una carrera de obstáculos, sumergiéndose y abriéndose paso sin dejarse seducir permanentemente por el camino que nos trazan delante. Y es que descubrir no es abrazar lo que nos traen en bandeja, ese producto cuidadosamente seleccionado para nosotros de acuerdo a lo que ya sabemos que nos gusta. Descubrir es expandir nuestro propio ser, no acotarlo y etiquetarlo. Es encontrar algo bueno en algo que no hubiésemos pensado que nos gusta, algo que nos guía de la mano hacia una zona que no pensábamos visitar, algo que enriquece. Es agarrar el machete y abrir una senda por donde no hay. La bandeja con bocadillos que nos ofrecen desde las veredas de la avenida que transitamos a diario no está pensada para que expandamos nuestra existencia, está diseñada para que el que sostiene la bandeja se asegure de que consumamos sus bocadillos. Ok, siempre vamos siguiendo un rastro, dejado por otros o elegido por nosotros mismos como el rastro a seguir. Pero está bueno saber que, cada tanto, para encontrar hay que perderse.

Una tarde hace un par de días me perdí y, perdido, encontré a Acid Ghost. Con 4 de los albums que colgó en la web entre el 2015 y el 2016 armé este Canal Semanal.

Los comentarios están cerrados.